Yu-Gi-Oh! TCG Starter Deck Joey VS OCG Structure Deck Jonouchi

¡Casi un mes sin publicar! Han sido unas semanas muy atareadas para mí. De hecho tengo las fotos de varias cosas desde hace mucho, per...


¡Casi un mes sin publicar! Han sido unas semanas muy atareadas para mí. De hecho tengo las fotos de varias cosas desde hace mucho, pero toma bastante tiempo editarlas, ya sin mencionar la redacción de los artículos. Sorprendentemente el blog ha llegado a las 40,000 visitas. ¡Ya falta poco para las cincuenta mil!


Pasando al tema de hoy... estuve varios meses buscando estos 2 artículos, con el único propósito de escribir sobre ellos en el blog. Se trata de 2 decks o barajas de Yu-Gi-Oh! originales. Y no son cualquier deck. Estos salieron hace 10 años, justo en el génesis del juego de cartas. Así que tal vez más de uno haya tenido o querido tener un deck de éstos.


Deck de Inicio de Joey

En entradas anteriores hablé de los 2 grandes mercados del juego de Yu-Gi-Oh!: el OCG (Japón y Asia) y el TCG (América y Europa). La diferencia entre ambos aparte del idioma es la distribución, ya que generalmente el OCG siempre tiene antes los lanzamientos más novedosos, además de que por lo general el producto en OCG siempre es más barato y accesible.


Este deck, titulado Starter Deck: Joey, fue uno de los 4 decks o barajas de inicio que tuvimos disponibles en TCG. Estos 4 primeros decks (lanzados en pares) estaban basados en 4 personajes de la serie animada: Yami Yugi (o Dark Yugi , literalmente traducido), Seto Kaiba, Joey Wheeler y Maximillion Pegasus.


Quise presentar éste porque fue el primer deck que compré, hace una década, y fue el producto con el que comencé a jugar. Desde luego, se trata de una bajara muy básica, de ahí el título de starter. Actualmente este deck tiene un nivel de juego muy bajo, pero sigue siendo buscado, más que nada para colección. Aún es posible encontrarlos nuevos y sellados.


Hace 10 años la empresa Upper Deck era la que tenía el control de la distribución de Yu-Gi-Oh! Y vaya que fueron tiempos oscuros. Sucede que esta compañía fue famosa por cambiar de sobremanera el contenido de los decks de inicio, dejándolos inservibles o con poca similitud a la baraja que el personaje jugaba en la caricatura. ¿La razón? Sigan leyendo.


Antes de entrar de lleno a la maldad de Upper Deck, quiero mostrarles el contenido del producto. Cada deck contenía una baraja de 50 cartas, un libro oficial de reglas y un playmat de papel. La calidad en general es buena, pero obviamente si querías que tus cartas duraran, tenías que guardarlas en protectores especiales (vendidos por separado). El libro de reglas en realidad es una guía de cómo jugar, pero lo mejor para aprender es interactuar por personas que ya conozcan la mecánica. Por cierto, las reglas se han ido actualizando, así que esta antigua guía 3.0 solamente funciona de recuerdo.


El playmat es una representación física del área donde van las cartas. Una vez que memorizas dónde va cada una puedes jugar sin él. Recuerdo que siempre lo usé cuando jugaba con mi amigo, quien también se compró el mismo deck. Estos playmats de papel no son muy resistentes ni bonitos, pero cumplen con su propósito. De hecho es más común ver gente que juegue sin ellos, o que jueguen con uno de tela y hule (para mí es la mejor opción).



Poca fidelidad

Y finalmente llegamos a la bajara. Contiene 47 cartas comunes y 3 foleadas, de las cuales 1 es ultra rara y 2 super raras. Y aquí es donde viene la parte triste del asunto: este deck poco se parece al de Joey en la serie animada. Este producto estaba orientado a los niños, y creo que debía ser más fiel al personaje, para que se pudiera evocar de cierta manera el estilo de juego de Joey...


Una de las cartas más populares de Joey es el Dragón Negro de Ojos Rojos (o Red-Eyes B. Dragon). Esta carta ultra rara venía en la portada del deck, pero de lejos es la mejor carta que jugó Wheeler. De hecho este dragón era muy poco útil, y servían más las otras 2 cartas brillantes del deck: el Soldado Pinguino (Penguin Soldier) y los Chivos Expiatorios (Scapegoat). Estas 2 eran exclusivas del deck, así que valía la pena comprarlo por estas cartas.


Las siguientes cartas son de las pocas que recuerdo jugó el personaje alguna vez en la caricatura. Así es. Aparte de las 3 ya mencionadas, solamente un puñado de cartas son características de Joey. ¿Podía ser llamado un deck de inicio de Joey? Desde luego que no.


El deck traía otras cartas muy buenas, algunas actualmente prohibidas por su devastador efecto. Pero el resto son poco menos que basura.


Lo que queda de la baraja es una mala selección de cartas, muchas de ellas con efectos inútiles, incluso para el metajuego de hace 10 años. Era la propuesta de Upper Deck para el público fuera de Japón. Mientras que el Structure Deck de Joey (Structure, no Starter) en Japón tenía cartas como Jinzo o Call of the Haunted, aquí nos dieron un Big Eye y una Castle Walls. Upper Deck no quería darle cartas accesibles a todos, ya que éstas venían en los booster packs o sobres, con rarezas elevadas. Así que si querías un Jinzo tenías que desembolsar una buena cantidad o comprar sobres de Pharao's Servant hasta conseguirla (y siendo una carta secreta las probabilidades eran nulas). Ese fue el mal que Upper Deck le hizo por años a la base de jugadores: mutilar productos, censurar cartas y soltar reimpresiones útiles muy rara vez. Con el tiempo todo eso cambió, pero de todas formas aún hoy en día el precio de las cartas en nuestra zona es muy elevado comparado con Asia. Si quieres ver las cartas que contenía el Deck de Joey en Japón da click aquí. Cabe mencionar que ese deck salió 2 años antes....


La superioridad de Japón

Mientras nosotros nos conformábamos con un starter deck mediocre en 2003, en Japón se podía conseguir por el mismo precio un Structure Deck Vol. 2 de Jonouchi (el nombre original del Joey). Los structure se caracterizan por ser decks más avanzados, aunque realmente en Japón ese concepto jamás existió, y fue una invención de Upper Deck para poder rebajar los productos.


A simple vista el producto original es de mejor calidad y tiene mejor presentación. La caja es muy similar, pero el material es mate y tiene barniz de registro. Los contenidos también son parecidos. Tenemos un deck de 55 cartas, un playmat, instrucciones y una hoja de inicio rápido.


La baraja viene en un blister negro muy bonito, y las cartas sujetas con una cinta. Dejando a un lado que se ve mejor presentado que el americano, las cartas son lo que realmente interesa.


La guía de juego es más simple que la americana, ya que tienen menos dibujos. Pero supongo está mejor explicada. No podría esperar menos de los japoneses.



Lamentablemente no sé japonés. Pero sin duda esta hoja es una guía de inicio rápido. Estas hojas comenzaron a ser introducidas más adelante en las barajas de TCG, y básicamente te explican cuál es el estilo de juego del deck y algunos consejos. También se muestran otras cartas que te pueden ser útiles, y desde luego vendidas por separado.


El playmat es exactamente igual al del deck americano, solo que el color es más pálido y tiene los logos e inscripciones en japonés, debajo de las que están en inglés.




Algo que me gusta de esta baraja es que se compone de 40 cartas y otras 15 separadas por un cartoncillo blanco. Supongo que se trata del side deck, pero no me hagan mucho caso. Este side deck sirve para cambiar cartas de tu deck principal durante duelos, para poder enfrentar de mejor manera a otros decks, lo cual promueve la habilidad en el juego. 


En la baraja japonesa tenemos únicamente 2 cartas foil ultra raras, las cuales son Gilford el Trueno  (Gilford the Lightning) y Entierro Prematuro (Foolish Burial). Estas cartas tardaron en aparecer en el TCG. De hecho Foolish salió años después como una super rara de Turbo Pack, a un precio elevado...


Lo mejor de este deck es que es realmente el deck de Jonouchi Katsuya! O al menos muy parecido. Varias cartas que usaba el personaje vienen en la edición japonesa, tales como Alligator's Sword y Axe Raider. Desde luego que también viene el Dragón de Ojos Rojos, pero como una carta común (y con arte alternativo).


He aquí una comparativa de una misma carta en diferentes versiones: un Bebé Dragón (Baby Dragon). No se nota en la foto, pero definitivamente la calidad de impresión de las japonesas es superior. Tienen un acabado brillante y más nítido en detalles.


No podían faltar los monstruos con efecto. Y el deck trae varios muy buenos. La gran mayoría de estas cartas o no estaban disponibles en América, o lo estaban en alguna rareza elevada, lo que las volvía costosas o poco accesibles.


Tal vez algunos no lo sepan, pero las cartas de Yugi en TCG están bajo la mira de la censura. Hablaré más a detalle de ese aspecto en el futuro. Lo que deben saber en este momento es el producto está dirigido al público general, incluyendo a los niños. Por lo tanto las cartas no pueden tener nada que se considere sexual, religioso o violento. Una representación de un arma real es inmpensable en TCG... En el siguiente ejemplo se muestra la carta Roulette Barrel (Cañón Ruleta). El arte original muestra un cañón sobre una ruleta (obvio!), y hace referencia al juego de la ruleta rusa, en la cual alguien puede resultar herido o muerto. Pues en el arte modificado para el TCG podemos ver una pistola espacial (quizá de rayos láser) sobre una base, que es obviamente la ruleta modificada. ¡Así funciona la censura!


Jinzo fue una carta importante para Joey en la segunda parte de la historia. Y desde luego fue MUY importante en el juego real de cartas. Con 2400 de ataque y el efecto de negar y evitar la activación de cartas trampa, era un must have. Lo triste del asunto es que esta carta en TCG al principio salía únicamente en los antiquísimos boosters de Paraoh's Servant, y únicamente uno por caja, en el mejor de los casos. Su precio en la época en la que fue lanzado era de aproximadamente USD$25, así que pocos lo podían tener (incluyéndome). Más adelante con las reimpresiones fue bajando el precio, y eventualmente dejó de tener la misma utilidad, con la salida de nuevas y mejores cartas. Pienso que si en América hubiéramos tenido siempre lanzamientos iguales que en Japón, el juego no sería tan caro como lo es hoy en día. Un deck japonés de Joey costaba 1300 yenes, en ese entonces unos USD$8. A ese precio podías tener un deck completo y temático, y por alguna razón eso no le gustaba a Upper Deck, o a Konami. De hecho las cosas no han cambiado y las cartas más novedosas siempre son caras, incluso más caras que antes.


Disculpen el muro de palabras. Pero es abismal la diferencia entre mercados, sobre todo al principio. La mayoría de cartas buenas siempre tuvieron rarezas elevadas en nuestra zona, y en algunos casos eran tan elevadas que solo se conseguían en sobres de torneo. El deck japonés de Joey tenía una gran selección de cartas de monstruos, magias y trampas, a un precio muy bajo. Por cierto: las cartas de OCG (japonesas) no pueden ser usadas en torneos oficiales en TCG. Otra cruel restricción del mercado.


Modificaciones totales

¿Otra vez la censura? Este es uno de los ejemplos más claros de lo que TCG desea evitar. Ultimate Offering, u Ofrecimiento Final. Para empezar, el título original de la carta en Japón es Compensación de Sangre (Chi No Daisho), y el arte es una mano sangrando; una clara referencia a ofrecer sangre por algo a cambio. Para hacer más fuerte la escena, se puede ver al fondo la cara de un demonio... la versión del TCG es una imagen de una criatura saliendo de otra. Aún así es sorprendente que dejaran el color rojo, haciendo alusión a la sangre...


Otra más. En este caso, en la carta original, podemos ver a una mujer mayor con un vestido demasiado sugerente, y un Ankh en la mano. Son 2 cosas que la censura no permite. Por un lado una referencia sexual, ya que en TCG no veremos escotes, ni faldas muy cortas, ni cualquier otra cosa que pudiera ser sugestiva. Por el otro una referencia religiosa; no se pueden mostrar cruces de ningún tipo, ni halos sobre la cabeza de cualquier personaje, es decir, nada sagrado o relacionado a. Y aún hay más en esta carta. El título original es Dian Keto La Diosa de la Curación (Chiryo No Kami Dian Keto). La palabra Dios o God no puede estar jamás en una carta de TCG. La respuesta permitida para nuestra zona es Dian Keto The Cure Master, que muestra a una mujer totalmente cubierta con una luz en las manos... Es tonto, pero es la realidad en el juego de Yu-Gi-Oh! en América y Europa. 


Comentarios finales

Hice principalmente esta entrada por la nostalgia, pero terminó como una comparativa de lo diferente que pueden ser los mercados, y que detalles tan simples como la disponibilidad de ciertas cartas pueden marcar totalmente el metajuego. Ambos salieron en la misma época, pero en diferentes partes del mundo, y mientras aquí teníamos decks muy rebajados y censurados y con poco parecido al del personaje en la serie animada, en Japón disfrutaban de decks baratos, competitivos y muy similares al de los personajes. Es muy tarde sin embargo, ya que pudimos haber exigido mejores productos a Upper Deck o a Konami. Hoy en día lo tomas o lo dejas...


También te puede interesar...

3 comentarios

  1. Estuve esperando este articulo desde que lei los otros dos de Yu gi oh.

    Pense dejarte un comentario, que el blog se siente solo para lo bueno que esta. Que vengan mas entradas a la nostalgia!

    ResponderEliminar
  2. Yo tengo un Gilford que brilla sus letras y la imagen,bueno habló de Gilford El Relámpago y esa carta es una de mis favoritas.

    ResponderEliminar

Flickr Images